Teléfono: +503 2223 1856
Artículo en columna periodística
Balance Familia y Trabajo

Kalena de Velado.
La Prensa Gráfica, 6 de Febrero 2005.

La maternidad no es un problema ni un costo, es una riqueza para la empresa, la familia y la sociedad, concluye un libro publicado con el título “La ambición femenina”, escrito por Nuria Chichilla, Dra. en Economía, profesora del IESE, Business School de Barcelona, y una de las conferencistas en el evento promovido por la CAMARA DE COMERCIO, “Mujer y Liderazgo”.

El objetivo del libro es desenmascarar el verdadero rostro de la aspiración de la mujer de hoy, alejándose de las posturas feministas radicales que ven en la maternidad un problema. En una entrevista, la autora reflexiona que “desde que la mujer ha entrado de modo masivo en el mercado laboral, somos totalmente conscientes de que las estructuras empresariales fueron pensadas por varones y para varones de la primera mitad del siglo pasado, que tenían una mujer en casa cuidando del hogar, por lo que podían dedicarse de modo exclusivo a la labor externa. La conciliación se hacía por especialización.

Pero ante esta nueva realidad en la que la mujer aporta su talento y valores femeninos a la vida pública, se hace cada vez más necesario repensar la empresa entre hombres y mujeres, de modo tal que no impida a la gente que en ellas trabaja desarrollar su papel familiar como padres, esposos, hijos,…” La promoción de la mujer va de la mano con el incremento de empresas familiarmente responsables, donde la flexibilidad en el uso del tiempo y espacio son una realidad, porque han pasado de un estilo de dirección por control y descripción de puestos a una dirección por objetivos, que permite una mayor autonomía para balancear familia y trabajo. Este estilo de dirigir requiere mayor madurez, disciplina y autocontrol por parte de los empleados, algo que la mujer está dispuesta a llevar a cabo con tal de no descuidar su familia. Recuerdo que una empresa me pidió un programa de valores para formar hábitos en temas como gestión del tiempo, gestión de las relaciones matrimoniales o entre padres e hijos y sobre como desplegar las habilidades de dirección sin caer en el stress o autoritarismo.

La tendencia en dirección de empresas en base a la RSE, Responsabilidad Social Empresarial, tiene como uno de sus pilares el de mejorar la calidad de vida de los empleados y sus familias. Por otro lado, los departamentos de Recursos Humanos van viendo que tras décadas de ejecutivos que solo se dedicaban al trabajo, el coste de personas quemadas profesionalmente y el aumento del índice de divorcio había subido. Para evitar esto, se está buscando contratar personas que sepan balancear familia y trabajo y se busca ofrecer un ambiente laboral amigable a la familia, en consonancia con una visión más humana de la empresa.

Ha pasado a la historia el concepto del factor humano como un recurso material, lo cual llevaba a ver la maternidad como un coste porque había que buscar a otra persona para cubrirla. Ahora, gracias al alto número de mujeres en las direcciones, “la maternidad se aprecia como un gran bien para la empresa porque quien ejerce de madre o de padre, madura y desarrolla muchas competencias absolutamente necesarias para crear equipos cohesionados y empresas competitivas.

Es un gran bien también para la familia, que desarrolla capital humano y social basado en el amor incondicional y para la sociedad, que de este modo cuenta con ciudadanos más maduros y comprometidos…” La mujer quiere la oportunidad de ser auténticamente femenina; aspira a un nivel de realización y satisfacción personal (familia, matrimonio, descanso y relaciones sociales) que no se paga ni con dinero ni con promociones.



Teléfonos:

(503) 2223-1856

Fax:

(503) 2279-3686


Envío de correspondencia a:

Carmen E. Velado
VIPSAL 815 BOX 525364 Miami, FL 33152

Todos los derechos reservados © 2019 Emprepas – Empresarias por la Responsabilidad Social

Sitio web desarrollado por BR Consultores S.A. de C.V.