Teléfono: +503 2223 1856

¿POR QUÉ NACE EMPREPAS?

¿Cómo se atraen y retienen los mejores talentos en la empresa? Con la globalización a toda marcha, la remuneración no es ya el principal criterio de permanencia en una empresa, ni tampoco de selección de personal para un puesto de trabajo. Las nuevas generaciones de hombres y mujeres idóneos para liderar competentemente sitúan por delante del dinero la capacidad de seguir creciendo y aprendiendo, así como de tener la posibilidad de balancear trabajo y familia. Con este panorama global, la forma de gestión de empresas tendría que conceder a estos temas una importancia fundamental sí quiere atraer y retener equipos de trabajo formados por personas competentes en el futuro.

Jóvenes profesionales bien preparados buscan cada vez más trabajar en corporaciones que les proporcionen un ambiente amigable a la familia y flexible en herramientas para lograr equilibrar familia y trabajo. Este fenómeno mundial representa un caudal de experiencias que se puede traducir en políticas orientadas a crear una cultura de apoyo a las familias de los empleados, un importante grupo de stakeholders (grupos de interés). Existen suficientes evidencias culturales, antropológicas, psicológicas y económicas que indican que para una persona feliz la familia es protagonista principal. Por lo tanto, contar con la posibilidad de equilibrar la vida laboral con la familiar en su trabajo le motivará a ser leal, creativo, responsable, colaborador y eficiente. Consecuentemente se promueve un clima laboral de confianza, madurez y profesionalidad entre los colaboradores y la dirección.

Por otro lado, las empresas de cualquier tamaño, micro, pequeña, mediana o grande, que pretendan liderar su sector durante el siglo XXI de forma sostenible, y que buscan aprovechar los tratados comerciales, (como el CAFTA y próximamente el de la UE), han de asumir un nuevo aspecto incluido en dichos tratados: la de considerar como una ventaja competitiva y elemento definitorio a la hora de elegir a socios locales, las realización de buenas prácticas de Responsabilidad Social Empresarial, RSE.

Con este escenario mundial y nacional en mente nace EMPREPAS, Empresarias por la Responsabilidad Social, una organización no gubernamental, formada por representantes de empresas micros, pequeñas, medianas y grandes de diferentes sectores, como el de la agroindustria, el financiero, el de servicios, construcción, comercio e industria, con el objetivo de sensibilizar y ayudar a formar una cultura empresarial que promueva el balance trabajo, familia y competitividad.

Alianza IESE-EMPREPAS-FUSADES para investigar el INDICE DE EMPRESAS FAMILIARMENTE RESPONSABLES

La fundación EMPREPAS quiere propiciar una gestión empresarial fundamentada en valores éticos y en las buenas prácticas de RSE, Responsabilidad Social Empresarial, con la idea de afianzar una cultura más humanista dentro de las corporaciones. Considerando que tanto los consumidores finales de los productos o servicios, como la fuerza laboral que los produce o genera, están formados por miembros de familias, la alta dirección corporativa puede considerar a la institución familiar como un importante Stakeholder de sus programas de RSE. Resulta evidente y sano comenzar las buenas acciones en la propia casa.

En EMPRPEAS consideramos que cuando se favorece una efectiva conciliación de la vida laboral y familiar, se contribuye al desarrollo y al bienestar socioeconómico del país porque se asegura el respeto a la diversidad y la creación de una verdadera igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres (equidad real), al mismo tiempo que se afianza la sostenibilidad de los resultados económicos del negocio en el mediano y en largo plazo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que una cultura empresarial flexible y responsable familiarmente no se crea de la noche a la mañana, sino de modo progresivo. Además no existe una “única” solución o plan de mejora en esta línea; no obstante, sí existen criterios y prioridades que cada empresa debe redescubrir en el entorno en el que le ha tocado competir. Por eso, creemos que una pista útil para ayudar a reconvertir la cultura corporativa a una familiarmente responsable es aprender de la experiencia de quienes son expertos en el tema de equilibrar vida familiar y laboral.

Consecuentemente, EMPREPAS ha establecido un convenio de cooperación con el Centro Internacional Trabajo y Familia, del IESE, Universidad de Navarra de España, quienes realizan investigaciones para medir el INDICE DE EMPRESAS FAMILIARMENTE RESPONSABLE (IFREI).

Con el IFREI se evalúa el nivel de esfuerzo que hacen las empresas por apoyar el equilibrio de vida laboral y familiar, e indica los pasos a seguir para ser más reconciliadoras. A través de cuestionarios contestados por ejecutivos de la alta dirección en la empresa de cualquier tamaño, se elabora un informe general del estado de buenas prácticas de balance familia y trabajo en un país en particular, para luego agregarlo a un informe mundial, que le será enviado a cada empresa una vez finalizado el estudio.

En El Salvador, un primer acercamiento sobre el tema de balance trabajo, familia y competitividad será realizado por FUSADES con la metodología del IESE, para levantar una base de datos de las buenas prácticas de RSE que ya están realizando en las empresas salvadoreñas de todos los tamaños sectores con dicho enfoque. El informe será presentado en el año 2008.

Una guía de buenas prácticas y una metodología para ser una empresa familiarmente responsable.

La experiencia demuestra que el balance trabajo-familia depende no solo de la manera en que las personas se organizan y priorizan, sino también del modelo de empresa: para uno, el equilibrio y flexibilidad no son más que meros elementos del plan de marketing corporativo y su impacto en la reputación de la compañía; para otros más sofisticados y realistas, se trata además de una magnífica herramienta para atraer y retener talento; quizá aún para los menos aparece como una consecuencia lógica de tratar a los colaboradores y ejecutivos como seres humanos de modo integral, y no incompleto.

Para ayudar a reconvertir la gestión empresarial hacia a una empresa familiarmente responsable, EMPREPAS tiene planes de crear y lanzar una guía de buenas prácticas sobre la base de los resultados de la investigación FUSADES-EMPREPAS-IESE para el 2008, al tiempo que se espera traer al país una metodología para lograrlo, tal como lo describe la Dra. Nuria Chinchilla en su libro “Ser una empresa familiarmente responsable, ¿lujo o necesidad?”, quien señala unas pautas para lograr la plena “ecología humana” para enfrentarse con fundamento y tino a el reto de lograr el equilibrio entre vida laboral y personal.

Empresa Privada, competitividad y desarrollo sostenible: el gigante dormido

Los empresarios (hombres y mujeres), cumplen un rol social sumamente importante en la vida de las naciones democráticas. Desde las micro, pequeñas, medianas y grandes, las empresas constituyen el motor del sector productivo privado, moviendo la rueda de la economía, generando empleo directo e indirecto y apuntalando fuertemente al sector público mediante el pago de impuestos. Los empresarios y empresarias se “juegan” todos sus bienes e hipotecan su futuro en el empeño de convertir una idea en realidad y, con esto, logran obtener un mayor bienestar para sus familias, sus colaboradores y su país.

En la revista Times Magazine (marzo 2004) se comentaba una nueva actitud entre las nuevas generaciones. Por ejemplo, de las mujeres profesionales y empresarias de la llamada GEN X (Menores de 40 años; $120 mil al año o más): Ellas prefieren la familia que el trabajo (51% de las que ya son mamás se quedan en casa), señala la investigación, agregando que

1 de cada 3 mujeres con M.B.A. casada, y joven, no trabaja tiempo completo cuando los niños están pequeños. A esto se suman otras evidencias científicas: Las nuevas pedagogías han descubierto que los principales valores morales y de excelencia se forman entre 0 meses y 6 años. Y se ha revelado que la lactancia materna esta relacionada con una mayor inteligencia (LA PRENSA GRAFICA, 26 mayo de 2002)

Esto no es más que un indicativo de los retos a enfrentar: Se trata de que tanto empresas como las personas que laboran en ella asuman la parte de responsabilidad que les corresponde a la hora de proteger y apoyar a la familia. La Institución Familiar es la base de la sociedad y la clave del desarrollo sostenible de un País, por lo que ya no puede ser una preocupación solo de la mujer sino del hombre, de la Dirección Empresarial, y del Estado. (más información: “Improving Marriage, Strengthening Society” in Issues 2002 · The Effect of Marriage on Child Poverty by Robert Rector, Kirk A. Johnson, Ph.D., and Patrick F. Fagan April 15, 2002 , Center for Data Analysis Report #02-04)

Sabemos en EMPREPAS que todo empresario, en su rol de cciudadano y ciudadana responsables, está consciente de la situación de pobreza y retraso en el desarrollo del País y la Región. Aunque éstos se deben a factores fuera de nuestro alcance, pues se trata de problemas mundiales, no se debe dejar de hacer lo necesario para salir adelante. El Empresariado puede aportar su visión para encontrar nuevos caminos en la búsqueda de soluciones, ya que existen investigaciones que señalan la efectividad y necesidad del involucramiento del sector productivo en el desarrollo de la competitividad nacional a través de la ética, la transparencia y el refuerzo de una cultura de responsabilidad social, siendo las empresas parte de la sociedad civil.

A ESTO QUIERE CONTRIBUIR GRANDEMENTE LA FUNDACIÓN EMPREPAS JUNTO A TODAS LAS EMPRESAS DEL PAIS.


Teléfonos:

(503) 2223-1856

Fax:

(503) 2279-3686


Envío de correspondencia a:

Carmen E. Velado
VIPSAL 815 BOX 525364 Miami, FL 33152

Todos los derechos reservados © 2017 Emprepas – Empresarias por la Responsabilidad Social

Sitio web desarrollado por BR Consultores S.A. de C.V.